Hechos objetivos: Contador y Garzón

“Semana curiosa viendo multitud de reacciones ante deportista q infringe control de dopaje o juez q abusa de su autoridad…Spain is diferent”. Así comentaba en mi Twitter (@MarcosdelaVegaL) ayer jueves por la noche como veo la acogida de las últimas noticias en nuestro país.

Por un lado, tenemos a un deportista, Contador, que en un control antidopaje realizado por un laboratorio de control dio positivo y que por eso se le ha sancionado. Son hechos objetivos. A partir, de ahí podemos discutir si un picogramo es mucho o es poco, si con eso se gana o no se gana un Tour, que qué tiene que ver eso con el Giro del año siguiente, que ya está bien  lo que han tardado en decidir una resolución y que si los franceses se burlan.

Pero en el tema Contador, lo que realmente me llama la atención del tema es la reacción del grupo o al menos de muchísima gente, tanto prestigiosos deportistas como políticos. Me llama la atención la defensa a ultranza de muchos sin datos, me llama la atención que los periodistas le aplaudan al entrar en la rueda de prensa, me llama la atención que nadie repare que realmente este señor dio positivo un día entre los 500.000 controles que seguro pasa. Y que ese día o en días anteriores, alguien cometió un error y en el análisis de ese día había rastro de clembuterol. Otra vez, el hecho objetivo.

Podemos pensar obviamente que con eso no se gana un Tour pero eso no es lo se juzga. Se juzga que alguien, un día se saltó alguna norma que no ha sabido justificar, que su análisis dio positivo y que por eso se le impone una sanción. Mucho mas triste me parece que al alemán Ullrich en estos días también le impongan una sanción por dopaje y le quiten un podio en el Tour del año 2005.

Como bien decía alguien en mi time line (TL) de twitter, ahora no va a merecer la pena ver en Tour en directo porque los resultados definitivos no se sabrán hasta dentro de unos años. Esto si que me parece una pena para la credibilidad de un gran deporte como es el ciclismo.

Causalidades de la vida. En la misma semana, que aprecio estas reacciones surge el tema del juez Garzón. Y me encuentro las mismas reacciones en el mismo sentido. Se empieza a mezclar todo como en el caso anterior y empiezo a leer reacciones en plan que si condenan al juez en vez de a los acusados, que si es de izquierdas, que si es derechas, que si la caverna y que si es como si a Eliot Ness le condenaran como a Al Capone, al que por cierto solo se le condenó por los impuestos.

En fin, en mi opinión se ha juzgado a un juez por haber traspasado la línea. Igual que en el caso de Contador. Nos podrá gustar más o menos, podremos simpatizar mas o menos con la decisión pero lo del juez Garzón no es el caso de un positivo entre 500.000 controles. Se trata de un señor al que creo recordar le pillaron en una cacería con el ministro o fiscal (perdonen que no recuerde el detalle) del ramo, le han pillado con préstamos “blanditos” del Banco Santander, se intentó meter en política y le echaron para atrás, tras eso persiguió a parte de esos políticos como si le fuera la vida en ello y luego ha perseguido grandes causas pero ha metido a poca gente en la cárcel (caso Pinochet, Argentina, … ).

En fin que en mi opinión, el señor Garzón fue un día como Eliot Ness y destacó por su defensa de las libertades pero que ahora se le ha pillado en prevaricación y, sobre todo, en fallar en lo básico para un juez: Un Juez es el principal garante de los derechos de los ciudadanos y quien debe proteger la Ley. Garzón simplemente se ha saltado la Ley. Ha ordenado escuchas fuera de la Ley. Otra vez, un hecho objetivo.

Anuncios