Y si Grecia se sale del Euro?

En estos últimos días o semanas más de un cliente nos ha consultado como Asesor Financiero Independiente que hacer si al final nos encaminamos hacia una potencial salida de países del área Euro, tanto de Grecia en un primer momento como de España, misma.

En primer lugar, aclarar que no pensamos que ocurra para el caso de España en ningún supuesto pero, en cuanto a Grecia hace meses que personalmente no le vemos otra salida. Cuando ocurre algo impensable hemos de evitar que el miedo se instale en nuestro cuerpo, y  ante todo hemos de tomar medidas para intentar proteger nuestro patrimonio y no dejar de pensar racionalmente.

En segundo lugar, si ocurriera sería un hecho imprevisto. De ocurrir, ya saben, se produciría en fin de semana y sin tiempo para reaccionar. Por lo que si nuestro miedo no nos deja dormir podríamos ir preparando alguna alternativa razonable.

Como siempre partimos de la diversificación de activos como base de nuestra idea y hemos de tener en cuenta que el perfil de riesgo de cada persona en concreto, por lo que cada inversor posiblemente variará los porcentajes finales de asignación de activos.

Para empezar, hemos de asignar un porcentaje a liquidez. En esta idea, proponemos en torno al 20 % de saldos denominados en otras divisas. Divisas liquidas que tengan capacidad de apreciarse contra el Euro. Para nuestra cartera, elegiría entre las siguientes: USD, GBP y Dólar Canadiense.

Para continuar me plantearía un porcentaje en activos directos de renta fija en torno al 40 % de mi cartera. Para elegir los activos que colocaría en esta parte de nuestra cartera tenemos 2 posibles opciones: ir y comprar directamente Bonos denominados en Euros de países centrales de la Eurozona o en divisas o bien, buscar fondos de inversión que tengan en sus carteras este tipo de activos. Hemos de buscar para nuestra cartera activos directos.

Para finalizar nos planteamos un porcentaje de en torno al 40 % en activos directos de renta variable. Que acciones elegir para que compongan este tipo de cartera. Si elegimos España para buscar estos activos buscaremos empresas esencialmente exportadoras o en las que la mayor parte de sus beneficios se produzcan más allá de nuestras fronteras (Ej. Inditex )

Si para la parte de renta variable elegimos otro mercado, buscamos aquellos cuyas divisas se puedan apreciar contra el Euro como puede ser el USD y con toda la variedad y oferta de acciones cotizadas en los mercados estadounidenses.

Para esta parte, también podemos elegir mejorar la diversificación de portfolio, eligiendo fondos de inversión. Que mercados elegiría? Aparte de los expresados buscaría entre fondos que inviertan en Emergentes, en Japón o cualquier otro sectorial diversificado y alejado de la zona Euro.

Con una cartera como la propuesta, que conseguiríamos: Por un lado, proteger nuestro patrimonio, por otro lado, paliar nuestro nivel de ansiedad y conseguir dormir tranquilos y por último, que si finalmente no pasa (que sería lo normal) no sufrir grandes pérdidas en mis posiciones.

Este remedio es fácil, rápido y está al alcance de todo el mundo.

Saludos,

El momento de la verdad

Todo lo sucedido en los últimos días expone a Europa definitivamente al momento de la verdad. Soy de los que defiende que esta crisis que vivimos, aunque tiene tintes económicos, es política. Y una decisión política nos sacará de ella. En los últimos días se han concentrado una serie de sucesos que van a marcar el futuro de Europa a medio plazo.

Por un lado, el resultado de las elecciones en Francia donde el Sr. Hollande ha conseguido aglutinar el voto de los franceses prometiendo políticas de crecimiento en contra de las medidas de austeridad que exige su vecino Alemania y especialmente su presidente, la Sra. Merkel. El respaldo a esas ideas ha sido claro y ahora tocará negociar con el resto de Europa como implementarlas.

Por otro lado, y para todos los expertos, quizá el más problemático es el resultado de las elecciones en Grecia. Personalmente defiendo que Grecia antes o después va a abandonar la zona Euro porque no le va a quedar otro remedio. Los sacrificios que la han impuesto son demasiado exigentes y han quitado toda la esperanza a los ciudadanos griegos para vislumbrar un porvenir en las condiciones actuales. En mi opinión es sólo una cuestión de tiempo, de poco tiempo.

Por último esta el factor local de España y su sistema financiero. En los últimos días, todos los ojos se han fijado en la más débil del sistema, Bankia, pero no por ello es la única entidad que tiene problemas. Desde la entrada del nuevo gobierno de nuestro país, la reforma más importante de las que habia que realizar siempre me pareció la reforma financiera porque hoy en día el flujo económico marca el latido de nuestra economía. Sin crédito no hay expansión, no hay inversión y no hay posibilidades de crear puestos de trabajo.

Para que todo esto se haga realidad necesitamos que de una vez por todas las entidades financieras de nuestro país sean transparentes y pongan encima de la mesa todos los activos inmobiliarios que tienen en su balance. Desde que conocimos la reforma financiera, mi sensación que se había quedado corta y que de alguna manera se debería reaccionar. En un primer round de la reforma, no se atrevieron a endurecer las condiciones porque tenía certeza de la debilidad de Bankia. Por intentar salvar la entidad y a su Presidente, el sr. Rato se intentó una vía intermedia a la que nos consta proponía inicialmente el sr. De Guindos. De Guindos conoce perfectamente los posibles resultados de una vía lenta en el ajuste de nuestro sector financiero, como decidió en su día adoptar Japón y le ha costado casi 25 años ver la luz de nuevo.

La llamada vía rápida es la que han adoptado países como EE.UU.  o Irlanda. Los activos inmobiliarios valorados inmediatamente a precio de mercado y las pérdidas expuestas encima de la mesa. Con eso, viviremos posiblemente un pequeño terremoto financiero a corto plazo pero es un paso necesario para empezar a construir de verdad y con seguridad el futuro de los españoles. Hoy ya se ha nacionalizado la matriz de Bankia y se rumorea que entre las medidas del próximo viernes se va a exigir a las entidades que vendan o valoren sus activos inmobiliarios a precios de mercado. Ojalá  que por fin se tomen las decisiones que necesitamos y que los mercados financieros nos vienen exigiendo desde el año 2009.

Si los manidos mercados financieros tienen toda la información deciden rápido que camino elegir. El problema es pedirles que te crean sin mostrarles la realidad de las cuentas que choca con la principal característica de los grandes capitales que es su miedo a la incertidumbre.

En fin, creo que en estos días nos jugamos el futuro de Europa en varios frentes y ha llegado el momento de la verdad … Veremos enseguida como se desarrollan los próximos acontecimientos.

Grecia, la imagen de Europa

Lo que estás sucediendo en Grecia muestra en esencia lo que es Europa en estos días. Inoperancia y parálisis de toda la UE para tomar una solución urgente, rápida y necesaria que cada día que pasa presenta efectos más complicados de controlar. Políticos que solo predican el salvémonos hoy y ya veremos mañana.

La solución que parece se va a tomar en su caso es el resumen de las políticas que se han tomado durante toda la crisis a nivel mundial. Te seguimos inyectando dinero para que no nos explotes aún cuando todo el mundo ve que no hay solución y que las propias soluciones propuestas cada vez cierren más la salida de Grecia. Aplacemos el problema que hoy me viene mal resolverlo. A Grecia, solo le queda esperar que los acreedores asuman una parte importante de las pérdidas. No un simple retraso en el pago de las obligaciones.

Hasta llegar hasta este punto, el mensaje oficial generalizado es que la culpa la tienen los manirrotos de los griegos, que han vivido por encima de sus posibilidades. La conclusión sería cierta si no fuera porque el problema ya no es Grecia, sino todo un sistema financiero europeo irresponsable que ha prestado dinero a mansalva sin tener en cuenta criterios de riesgo básicos, al igual que hace unos años hicieron con el mercado inmobiliario. Con toda seguridad, espoleado por el dinero barato que les ha prestado el BCE desde que estallara la crisis, y que explica que si Grecia debía en 2007 una cifra equivalente al 105% de su PIB, el año pasado acabara con un endeudamiento  equivalente al 142% de su PIB. En mi modesta opinión, se les ha quitado la opción de salvarse por sí mismos.

Hoy en día los países europeos, y aquí generalizo, están atados de pies y manos. Han perdido la oportunidad de dirigir su propia política económica y dependen de los intereses globales del resto de sus socios y especialmente de sus entidades financieras.

Desde el inicio de la UE, somos muchos los que pensamos que una divisa común precisa de una autoridad económica común (presupuestaria y fiscal) y a ser posible también política. De un ente que dirija el destino común de los europeos. Pero llegar a ese punto si que lo considero imposible.

Antes de la implantación del euro, los Estados podían devaluar sus monedas y podían manejar  sus tipos de interés para atraer capitales, pero tras la unión monetaria esas políticas han desaparecido y ahora solo se lucha por salvar a un sistema financiero que sigue demostrando ser irresponsable.

Ahora a Grecia solo le queda aceptar todas las exigencias que les imponga la UE o el FMI y si no aceptan a ser abandonados a su suerte y expulsados del sistema Euro. La exigen tomar una medicina que no cura en ningún caso, si no que la seguirá matando. Alargamos su sufrimiento. Aumentar los impuestos hasta límites insospechados no es la solución. El problema es que detrás de ella, vamos todos los demás.

Realmente el interés surge para defender el sistema financiero que de caer Grecia sería arrastrado detrás de él. Y en especial, resultaría afectado el sector bancario alemán por el volumen de riesgos tomados.

Para finalizar, es curioso como todo esto se traslada al gran público. El pasado viernes por la mañana, en las tertulias radiofónicas de turno, un “experto” se atrevió a asegurar que los griegos tenían que “tragar”. Que no les queda otra. Seguro que no pensó seriamente en lo que decía porque igual lo de tragar se va a extender y visto como crece la prima de riesgo para nuestro país rozando ya casi los 300 puntos básicos, igual tragar, tragamos todos. En realidad, el problema de Grecia es el de todos. El problema de Grecia es el resultado de la imagen que hoy en día presenta Europa.

Grecia en ruinas?

Y si Grecia se sale del €uro?

Esta tarde ha surgido una noticia que ha tambaleado los mercados tras el cierre semanal en el horario oficial europeo. Según el periódico alemán Spiegel Online, Grecia está considerando seriamente abandonar la zona euro.

El alcance de esta noticia, de materializarse, es la puerta de salida que abre para las economías europeas que arrastran problemas. De pronto, los efectos de la medida son muy difíciles de calcular para el conjunto del sistema €uro y mucho mas valorar el efecto inmediato en Grecia. Pero por otro lado, este país recuperaría la gestión de la política monetaria para combatir la crisis en la que anda inmersa. Hace semanas que el rumor de reestructuración  de la deuda de Grecia circula por los mercados.

El efecto inmediato de la noticia para la cotización del €uro contra el USD ha sido hundirse hasta la zona 1,435 (adjuntamos gráfico EUR-USD 60 m )rompiendo el mínimo de la semana anterior y, a la vez, ha girado el Futuro del Dax (FDAX) reduciendo casi todo lo subido en el día. Seguramente habrá que esperar al lunes para ver que nuevas noticias surgen en torno a este tema.

Después de producirse la publicación del artículo que cita fuentes alemanas, todas las partes han negado la mayor. Juncker ha declarado que la decisión de Grecia de salir de la zona euro le parece “estúpida”. Eso sí, ayer viernes, la zona euro confirma que hubo reunión urgente para renegociar la deuda de Grecia. Algo se cuece entre bambalinas. Como en noticias anteriores sobre todos los paises que han sido intervenidos, seremos los últimos en saberlo.

Hablamos …