Que es la Planificación Financiera (Financial Planning FP)?

La Planificación Financiera consiste en compatibilizar los objetivos personales y financieros de cada individuo, fruto de sus exclusivas necesidades y expectativas diferentes para cada uno de nosotros, con la situación patrimonial del individuo en el presente y su potencial proyección hacia el futuro.

La FP se basa en el pilar fundamental del conocimiento del cliente, en un proceso que supone:

  1. Obtener información relevante tanto cuantitativa como cualitativa.
  2. Establecer objetivos, necesidades y prioridades personales en función del estilo de vida de cada uno de nosotros.
  3. Analizar la situación financiera en función de los recursos actuales y el perfil de riesgo.

La finalidad de la Planificación Financiera es la de diseñar un plan global e integrado con el fin de conseguir los objetivos personales, a través de la utilización de las herramientas y los vehículos de inversión más idóneos.

En definitiva, el Financial Planning o Planificación Financiera Patrimonial es el proceso de proveer asesoramiento y asistencia al cliente en el campo patrimonial. El FP es un proceso, no un evento, lo que implica una vertiente dinámica y un contenido de planificación-previsión.

Que servicios incluye la Planificación Financiera?

  • Gestión de la liquidez y gestión de las deudas para asegurar la liquidez necesaria para hacer frente a las deudas contraídas y a las necesidades de consumo ordinarias.
  • Planificación de la Protección que trata de cubrir el riesgo personal y patrimonial, y su posterior gestión, mediante la contratación de seguros y el uso de técnicas actuariales.
  • Planificación de la Inversiones para gestionar el capital actual o su creación, parar generar más capital y flujos de caja futuros destinados a la inversión y al consumo.
  • Planificación de la Jubilación para asegurar la independencia financiera y el estilo de vida requerido una vez llegada la edad de la jubilación.
  • Planificación Fiscal para reducir el impacto fiscal, liberando flujos de caja para otros propósitos y, en definitiva, mejorar la rentabilidad financiero-fiscal.
  • Planificación Inmobiliaria para gestionar la creación, mantenimiento, incremento y diversificación de los activos inmobiliarios.
  • Planificación Sucesoria para garantizar el futuro de las nuevas generaciones.

En definitiva, la Planificación Financiera Patrimonial da coherencia a las decisiones financieras, al permitir entender cómo una decisión financiera sobre un aspecto concreto  puede afectar a todo el conjunto de nuestras finanzas personales, al permitir ver los efectos a corto y largo plazo sobre los objetivos globales debido a que analiza los objetivos parciales como parte de un todo, al permitir adaptarse mucho mejor a los cambios en la situación personal y familiar manteniendo la seguridad de que los objetivos finales no se han descontrolado.

Para mí, la Planificación Financiera es la evolución natural del Asesoramiento Financiero y el camino por el que nos debemos especializar los profesionales del sector financiero. Pensáis lo mismo?

Anuncios